Migraña: cuando la cabeza “explota”

En México, casi 20 millones de personas sufren migraña. Esta enfermedad es provocada por una vasodilatación inflamatoria y transitoria de las arterias cerebrales.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cefaleas —nombre que reciben los dolores de cabeza recurrentes— son trastornos comunes del sistema nervioso.

Debido a su sintomatología, pueden resultar incapacitantes para quienes los padecen, generando, además de sufrimiento, disminución en la calidad de vida y pérdidas económicas.

Debido a su sintomatología, pueden resultar incapacitantes para quienes los padecen, generando, además de sufrimiento, disminución en la calidad de vida y pérdidas económicas.

Migraña: una de las cefaleas más comunes

La migraña, una de las cefaleas más comunes, se caracteriza porque los pacientes experimentan un dolor pulsátil que habitualmente predomina en un sólo lado de la cabeza y puede durar entre 4 y 72 horas, señaló para Ciencia UNAM el doctor Felipe Arturo Vega, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Los dolores pueden ser desde moderados hasta severos, y agravarse con la realización de actividad física. Además de dolor, en algunas ocasiones los pacientes pueden experimentar otros síntomas: vómito, náuseas o molestia por la luz y el ruido.

“Hay factores que desencadenan episodios de dolor. El estrés o los sustos son algunos de ellos; también alimentos como el chocolate; bebidas como el alcohol o el vino; algunos olores y, en el caso de las mujeres, el periodo menstrual”, explica el experto.

La OMS la considera como una de las 20 enfermedades más importantes en términos de discapacidad, en gente menor de 45 años.

En México, la prevalencia de migraña es de alrededor del 16 por ciento. Si hablamos de una población de más de 120 millones (según el último conteo de INEGI en 2015, ese año éramos 119 millones 938 mil 473), se puede decir que hay casi 20 millones de pacientes con migraña.

Los más afectados por la migraña

El primer episodio generalmente se presenta en la infancia, pero este padecimiento persiste a lo largo de la vida; los picos más grandes ocurren entre los 25 y 45 años de edad, es decir, durante su época más productiva.

Los episodios de dolor pueden provocar pérdida en las horas de trabajo, disminución en la productividad e incluso que la persona se vea tan afectada en sus capacidades que tenga que faltar a trabajar. Además, puede ver afectadas sus relaciones familiares e interpersonales.

La cefalea es una de las causas principales de consulta médica; en un estudio, una tercera parte de las consultas neurológicas fueron motivadas por este síntoma.

¿Tiene cura la migraña?

Aunque la migraña no tiene cura, existen tratamientos que pueden ayudar a las personas a controlarla. Además de los analgésicos y los medicamentos profilácticos, es importante determinar, en cada caso, cuáles son los desencadenantes con el fin de evitarlos y cambiar algunos hábitos.

De acuerdo con datos de la OMS, los analgésicos, como los antiinflamatorios no esteroideos, pueden ser eficaces si se administran al principio de una crisis de migraña leve o moderada.

Sin embargo, el uso frecuente, prolongado y excesivo de analgésicos puede agravarla y dar lugar a la cefalea inducida por analgésicos. Por ello, el especialista resalta la importancia de que los pacientes no se automediquen cuando sienten un dolor de cabeza.

También puedes leer…

Crean fármaco para prevenir la migraña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *