Creatividad: necesaria para la supervivencia

El talento innato, la atmósfera cultural, así como el apoyo social y familiar, son mecanismos que permiten desarrollarla.

La creatividad es un proceso dinámico, una fuerza viva y cambiante del ser humano; es decir, es el motor del desarrollo personal y ha sido la base del progreso de toda cultura.

De acuerdo con Claudia Vanessa Joachin Bolaños, de la FES Cuautitlán de la UNAM, la creatividad es un elemento indispensable para el hombre; gracias a ella ha evolucionado y se ha desarrollado la sociedad.

Con base en algunas investigaciones, destaca la especialista, se puede definir que la creatividad es “el conjunto de aptitudes vinculadas a la personalidad del ser humano que le permiten, a partir de una información previa, y mediante una serie de procesos internos, la solución de problemas con originalidad y eficacia.

Una persona creativa busca tener ideas originales de mayor alcance dentro del contexto a desarrollar, pretende lo impactante, considera los diferentes puntos de vista, evalúa y analiza en una perspectiva más amplia y acepta ideas u opiniones como niveles de complejidad

Creatividad: útil e importante

La creatividad es necesaria para la supervivencia del hombre, es aquel proceso en el que se “realiza una obra científica o artística original, reconocida como tal por pares o históricamente, que es de gran belleza o que provee una nueva interpretación del mundo y que la sociedad reconoce como útil o importante”.

Así lo señaló el doctor Bruno Estañol Vidal, jefe del Laboratorio de Neurofisiología Clínica del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, durante la conferencia “La creatividad en la ciencia y el arte”, en la Facultad de Medicina de la UNAM.

Personalidad creativa

Algunas personas poseen ciertas características psicológicas que las dotan de creatividad, como lo son la motivación intrínseca, apertura a experiencias nuevas, vivir en la incertidumbre, superar el fracaso y aprender de éste.

Además, tienen un pensamiento más divergente, disponen de una gran energía física y mental, suelen mantener largas horas en su trabajo creativo, son capaces de sacrificar muchas cosas para obtener resultados diferentes, y tienen talento para dominar la actividad que realizan.

De acuerdo con el especialista, para saber cómo se llega a este grado, existen hipótesis entre las cuales se encuentran el estado de intenso y prolongado trabajo antes del descubrimiento o invención; revelación, epifanía o inspiración, que sugiere más la actividad onírica y la solución de un conflicto emocional o cognitivo que se ha gestado por un largo tiempo, y la serendipia o hallazgo casual.

“El proceso creativo no es un rayo que cae e ilumina, más bien es algo que ocurre cuando la persona ha trabajado en su área por lo menos 10 años”, resaltó el también miembro titular de la Academia Nacional de Medicina de México.

¿Cómo estimular la creatividad?

El talento innato, la época y atmósfera cultural y familiar en las que se viven, así como el apoyo social y familiar, son los mecanismos para la creatividad; por tanto, se requiere que en niños y adolescentes, pero también en todo ser humano, se identifiquen los talentos, para poder impulsarlos y así generar la producción de cosas originales y cuestionamiento de las ideas convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *