Violencia doméstica en tiempos de COVID-19

Las medidas restrictivas mundiales contra la COVID-19 han hecho evidente que las condiciones del encierro intensificaron la violencia doméstica.

La violencia dentro del hogar se puede incrementar cuando los integrantes de la familia pasan mucho tiempo juntos, señaló la abogada María Alejandra Sánchez Guzmán, responsable del Laboratorio de Violencia y Género del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

Durante las Reflexiones sobre la violencia en el ámbito doméstico, generadas por las medidas de confinamiento por la COVID19, de la Academia Nacional de Medicina de México, detalló que las circunstancias de la pandemia han intensificado la violencia dentro de los hogares: el encierro, la disminución de servicios, la convivencia diaria, el aumento del trabajo doméstico y de cuidados.

Un artículo sobre la violencia publicado en el New York Times, destaca que España presentó un aumento del 18% en el número de denuncias de violencia doméstica; mientras que Francia, un 30 por ciento, informó la doctora en antropología social. 

Por su parte Italia, abundó, también presentó un incremento de las denuncias por violencia; sin embargo, implementó algunas medidas de mitigación como hospedar en hoteles a mujeres en situación de maltrato doméstico. 

En el caso del continente asiático, China también aumentó dramáticamente el número de casos de violencia.

“En el mismo artículo se muestra la historia de una mujer que fue golpeada por su esposo con una silla metálica. En las investigaciones e interrogatorios la víctima mencionó que ya existía un antecedente de violencia doméstica; sin embargo, esta aumentó a raíz del confinamiento.

¿Qué está pasando en México?

La experta en violencia argumentó que si bien en México no existen datos duros sobre la violencia doméstica durante esta pandemia, sí hay encuestas nacionales y trabajos que pueden dar un diagnóstico de la magnitud; por ejemplo, la Encuesta Nacional Sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH). 

La violencia doméstica se puede definir cuando una persona trata de controlar y de ejercer poder sobre otra, generalmente esto se da en espacios en los que existe una relación sentimental, por ejemplo en la pareja.  

En el ámbito doméstico esta violencia se puede extender a otros miembros de la familia, como los hijos, adultos mayores, enfermos, entre otros; los escenarios que se pueden plantear ante el encierro durante la pandemia son diversos, ya que es un fenómeno que requiere de un análisis interseccional. 

Los retratos de la violencia serán diferentes según las condiciones: no será lo mismo la violencia que sufre una mujer en condiciones rurales, a una que vive en un ambiente urbano, o a una que estudió la universidad.

Tipos de violencia

De acuerdo con la especialista, se pueden describir tres formas de violencia: 

De pareja.- que muestra dos acepciones, la violencia situacional que deviene de una serie de conflictos o desacuerdos que llegan a generar situaciones que se salen de control.  

Otra acepción es la violencia de género la cual tiene su origen en un sistema social en el que generalmente se privilegia lo masculino sobre lo femenino. Esta acepción comúnmente mantiene su origen en una serie de tradiciones patriarcales. 

Estas involucran creencias de que los varones tienen el derecho de controlar a sus mujeres, por medio de la subordinación económica, las amenazas, el aislamiento, los castigos, cortar la comunicación con familiares o amigos, entre otras formas de control.

En las personas en edad avanzada.- son personas muy vulnerables por su edad, por alguna enfermedad o por su dependencia económica o alguna discapacidad. En investigaciones previas se ha encontrado que los hijos maltratan a los padres, los abandonan, no les dan medicamentos o alimentos.

Infantil.- Muchos estudios han dado cuenta del uso de la fuerza física contra los menores como una forma justificada de educar a los hijos; asimismo, de casos de violencia sexual que generalmente es cometida por los padrastros, abuelos, tíos o inclusive los padres biológicos.

En México no existe una política concreta para atender los casos de violencia durante las restricciones de la pandemia, sin embargo la Red Nacional de Refugios ha formulado medidas de prevención para mujeres antes y durante el aislamiento por la COVID-19.

“La pandemia nos permite reflexionar sobre la violencia y las políticas públicas, y se dejan interrogantes de si son correctas o deficientes, pero indudablemente necesitamos más prevención, atención y sanción; todos podemos ayudar en caso de violencia denunciando cualquier situación”. 

Si quieres conocer más sobre este tema puedes consultar Preguntas y respuestas: violencia contra la mujer durante la pandemia de COVID-19

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *