jue. Oct 22nd, 2020

La ortopedia en tiempos de Covid-19

La ortopedia es una especialidad que ha cobrado mayor relevancia durante el confinamiento: Dr. José Clemente Ibarra Ponce de León, Director General del Instituto Nacional de Rehabilitación

Durante el confinamiento por COVID-19, la ortopedia es una especialidad que cobra relevancia, ya que los accidentes no solo se dan en la vía pública o lugar de trabajo, sino también en casa.

Por ello, en los servicios de urgencia una de las especialidades que tiene que estar presente es la de ortopedia, independientemente de los mecanismos de actuación hospitalaria ante esta pandemia.

Así lo señaló el doctor José Clemente Ibarra Ponce de León, Director General del Instituto Nacional de Rehabilitación y Académico Numerario de la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM).

Durante su exposición virtual organizada por la Academia, habló sobre la importancia de los efectos de la pandemia por COVID-19 en las diferentes especialidades de medicina, en especial de la Ortopedia.

Los servicios de urgencias y los ortopedistas necesariamente tendrán que seguir recibiendo pacientes que no pueden esperar; en este sentido los servicios de ortopedia en los diferentes hospitales de México y el mundo, han tratado de actuar de una manera responsable.

Todo ello lo han hecho limitando todo las atenciones electivas; es decir, que no requieren de premura para realizarse y no consumir recursos. Además, han minimizado la exposición de estos pacientes y del personal de salud a una infección por COVID-19.

Destacó el trabajo que ha realizado el Instituto Nacional de Rehabilitación, el cual ha utilizado la misma estrategia que el resto de hospitales de México, es decir, atender las urgencias ortopédicas reales, principalmente las fracturas que generalmente en el adulto se tratan de manera quirúrgica.

Además de algunas otras cirugías urgentes como sería una artritis séptica o algún otro problema, como tumores de tejido músculo esquelético o tumores óseos que requieren de un tratamiento a tiempo para detener el avance de la enfermedad en el momento adecuado.  

Señaló que es importante que el personal de salud esté capacitado sobre las medidas de prevención necesarias; si el paciente tiene que ser ingresado debe ser bajo los protocolos de seguridad y en un área aislada y específica.

Las publicaciones recientes como es el caso de la Academia Americana de Ortopedia publicó varios artículos referente a los procedimientos para la atención de pacientes ortopédicos en estos tiempos de la pandemia. 

De acuerdo con el especialista, en el quirófano habrá que tener todo tipo de precauciones ya que si bien lo más preocupante no es el contagio por exposición a sangre o a otros fluidos corporales, sí lo es por las micropartículas que se generan con la respiración entre paciente y personal médico.

En virtud limitar el riesgo de contagio, algunos protocolos indican que los quirófanos designados para este tipo de pacientes deben estar separados de la zonas de quirófanos generales de tal manera que el paciente y el personal médico estén protegidos.

Explicó que como todas las cirugías ortopédicas se requieren precauciones especiales. El experto sugiere a sus médicos en formación y médicos residentes utilizar doble guante y cubre bocas especial que impida el paso de microparticulas tanto del médico al paciente como del paciente al médico.

También habló de la utilización de la protección ocular como son googles o cubre bocas con careta y así evitar que los fluidos corporales como la sangre pueda salpicar los ojos, que micro partículas ingresen a la mucosa de los ojos.

Comentó que de la misma manera, este tipo de protocolos de seguridad también aplica para pacientes con diagnóstico de COVID -19, se sabe que estos pacientes, pueden expulsar micro partículas durante los procesos de intubación o extubación.

Por lo tanto se deben de tomar medidas especiales, además de que en los procedimientos quirúrgicos deben realizarse en el menor tiempo posible, tratando de ser muy cuidados y sin poner en riesgo la cirugía.

Una vez terminado el procedimiento quirúrgico, preferentemente el personal médico deberá salir por una puerta diferente para no exponer otras áreas y que todo el material quirúrgico utilizado pueda ser desechado en bolsas especiales bajo los protocolos de desecho de material quirúrgico potencialmente infectado

Uno de los protocolos publicados en artículos de revistas especializadas de alto impacto, se recomienda que el personal una vez saliendo del quirófano  hacia el vestidor, se bañe y se cambie de ropa.

En caso de no tener acceso a una regadera, lo recomendable será que se asee nuevamente las manos y se cambie de ropa o uniforme limpio,  para poder salir nuevamente a la áreas comunes; de tal forma que evitemos un posible contagio de las personas a alrededor.

Posteriormente el paciente deberá seguir su valoración en su habitación o consultorio médico con todas las medidas de protección suficientes 

En general lo que se pretende en todos los países y aquí en México es poder brindar la atención a todos pacientes ortopédicos a pesar de las condiciones actuales por la pandemia, finalizó el doctor Ibarra. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.