mié. Sep 30th, 2020

Ojo seco en más de la mitad de los jóvenes en México

Permanecer periodos prolongados frente a un monitor o pantallas de dispositivos móviles, una de las causas

Incomodidad en los ojos, como sensación de arenillas, sequedad, enrojecimiento y la presencia de lagañas; sensibilidad a la luz y cansancio ocular, son algunas manifestaciones del ojo seco.

El síndrome de ojo seco ocurre cuando existe una disminución en la producción de lágrimas o bien, una mayor evaporación lo que provoca malestar y en algunos casos daños en la superficie ocular.

En México, más del 60 por ciento de los jóvenes padece ojo seco, según un estudio del Centro de Diagnóstico de Alteraciones de la Superficie Ocular de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala (FESI) de la UNAM.

De acuerdo con la población atendida por este Centro, es más común en mujeres que en hombres y puede manifestarse en mayor proporción en personas con enfermedades como diabetes, hipertensión, artritis y lupus eritematoso, o en quienes se exponen a químicos o sufren alergias.

Las posibles causas son permanecer periodos prolongados frente a un monitor o pantallas de dispositivos móviles, el uso excesivo de aire acondicionado, así como el maquillaje en pestañas y su higiene inadecuada, lo que origina la proliferación de ácaros.

Así lo señaló el maestro Oscar Ramos Montes, jefe de la Carrera de Optometría de dicha entidad multidisciplinaria, en entrevista para la Dirección General de Comunicación Social de la UNAM.

De acuerdo con la Academia Americana de Oftalmología, otras causas del ojo seco son:

  • Blefaritis (cuando se inflaman o se enrojecen los párpados)
  • Entropión (los párpados se pliegan hacia adentro); ectropión (los párpados se pliegan hacia afuera)
  • Estar en lugares con humo, viento o un clima muy seco
  • Usar lentes de contacto durante mucho tiempo
  • Someterse a una cirugía ocular refractiva.
  • Tomar determinados medicamentos.

¿Qué función tiene la lágrima?  

La lágrima es un fluido que se encuentra en la parte superficial del ojo. Es una especie de gel que se comporta diferente a otros fluidos. Por ejemplo, puede permanecer adherido a él sin decantar, detalla el especialista en superficie ocular.

De acuerdo con información que el especialista compartió a la página UNAMirada a la ciencia, la lágrima tiene tres capas:

La primera es una especie de moco o mucina que se encarga de promover la adherencia de la lágrima a la superficie del ojo. 

La segunda es una porción acuosa que contiene sales, minerales y proteínas que nutren al ojo; esta es la parte más gruesa de la lágrima y la que fácilmente se evapora y se adelgaza. 

La tercera es grasa que se produce en la base de las pestañas y que tiene la función de distribuirse en toda la superficie e impedir que se evapore la parte acuosa. 

La lágrima, con sus tres capas, tiene una función óptica, además de una función biológica. La córnea es una superficie dispareja, pero al ser cubierta por la lágrima, se transforma en una superficie uniforme por donde pasa la luz sin deformarse. Así podemos ver con claridad. 

Los párpados también juegan un papel muy importante en el ojo seco. Estos son estructuras que, entre otras funciones, tienen la de distribuir la lágrima de manera homogénea para que cubra el ojo; pero si el párpado se enferma, se afecta su capacidad para cumplir con esta tarea. 

Unos párpados inflamados por alguna infección pueden resultar pesados y en lugar de distribuir la lágrima apropiadamente podrían romperla o eliminarla. Otras condiciones, como una parálisis facial o una cirugía de párpados también podrían impedir que estos repartan homogéneamente la lágrima.

A cuidar los ojos, tratamiento

Todos estamos propensos a padecer ojo seco, por lo que debemos estar atentos a síntomas, pues la lubricación insuficiente de ese órgano podría generar una lesión crónica que forme alguna pigmentación sobre la superficie ocular, o condiciones de opacidad de la córnea.

El tratamiento más común para el ojo seco son las lágrimas artificiales. Estas deben ser recetadas por un especialista para usar las que proporcionarán la viscosidad requerida o conveniente a cada paciente. Los casos más graves de ojo seco pueden requerir otros tratamientos como cirugía. 

Dependiendo el caso, el oftalmólogo puede recomendar bloquear los conductos lagrimales. Esto hace que las lágrimas naturales se queden en los ojos durante más tiempo. Se puede introducir tapones lagrimales de silicona o gel en los conductos lagrimales.

Puede retirar los tapones más adelante según sea necesario. El oftalmólogo también puede recomendar una cirugía que cierra los conductos lagrimales de manera permanente, de acuerdo con la Academia Americana de Oftalmología.

También puedes leer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.