dom. Ago 9th, 2020

Parálisis facial: causas más comunes

Las más comunes son los procesos inflamatorios, las infecciones virales o un traumatismo; en ocasiones puede deberse a un tumor.

La parálisis facial es una debilidad de los músculos de la cara, que puede presentarse, en ambos lados de ésta, sólo la mitad o únicamente de la nariz hacia abajo.

Así lo destaca el el doctor Noel Isaías Plascencia Álvarez, académico de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, para el portal Más Salud de FM.

El nervio facial, llamado también séptimo par craneal o VII par, cumple funciones motoras del rostro y está relacionado con diferentes estructuras de los sentidos, del gusto y el oído, del olfato y de la vista, como las glándulas lagrimales.

Existen varias causas que la desencadenan. “Generalmente, hay una lesión del nervio facial; muchas veces coincide que hay un problema inflamatorio de ese nervio y la persona se expone a un cambio de temperatura o una emoción fuerte, y piensa que fue por esa razón, pero no así”.

De esta manera lo explica el especialista en entrevista para UNAMirada a la ciencia, página de divulgación de la UNAM.

¿Por qué ocurre la parálisis facial?

El doctor Plascencia Álvarez, quien también es médico adscrito al área de Neurología del Centro Médico 20 de Noviembre del ISSSTE, comenta que dependiendo de dónde esté localizada la parálisis facial, se debe buscar la causa. 

Las más comunes son los procesos inflamatorios, las infecciones virales o un traumatismo, aunque en ocasiones puede deberse a un tumor y en otros casos, es difícil determinar su causa.

Aunque puede ocurrir a cualquier edad, algunas personas pueden estar en mayor riesgo de padecerlo; como aquellas que tienen diabetes, obesidad o hipertensión arterial, debido a que son enfermedades que generan afectaciones en los nervios.

Tratamiento y rehabilitación

Para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado, el médico recomienda que en cuanto una persona note asimetría en su cara, que no puede hablar bien, que al beber agua le sale por un lado de su boca o que tenga dificultades para cerrar un ojo, acuda a un centro médico en un lapso no mayor a una semana.

“Después de ese tiempo los medicamentos  no son tan funcionales, lo que dificulta la recuperación”.

Además, es fundamental la rehabilitación, pues aunque en ocasiones no deja secuelas, algunas veces puede haber dificultad para mover los músculos músculos, o debido a la afectación ocular, el ojo no secreta suficiente lágrima y pueden formarse úlceras debido a la falta de lubricación ocular.

La terapia de rehabilitación consiste en estimular la movilidad de los músculos y la apariencia con ayuda de diversas técnicas; por ejemplo, masaje, aplicación local de calor y estimulación eléctrica, entre otras.

El tiempo de recuperación varía desde algunas semanas a meses, dependerá de la severidad de la lesión del nervio afectado. En algunos casos sí es posible recuperar la movilidad y la apariencia, en otros no.

Parálisis facial central. Es la afectación en el movimiento de la parte inferior de la cara, de la nariz hacia abajo.

Parálisis facial periférica. Es la afectación y debilidad de un lado de la cara.

También puedes leer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.