dom. Ago 9th, 2020

Incluyen dexametasona en guías de tratamiento del COVID

El ajuste fue hecho por médicos de Estados Unidos. Se basaron en resultados del estudio de la Universidad de Oxford.

La Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (IDSA, por sus siglas en inglés) actualizó sus guías de tratamiento para incluir esteroides genéricos para pacientes graves hospitalizados con Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus.

La IDSA informó que este ajuste se basó en datos del reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oxford, Reino Unido, que demostró que la dexametasona reduce el riesgo de muerte en pacientes de COVID-19 con complicaciones respiratorias, de acuerdo con la agencia Reuters, citada en el portal Forbes México.

El grupo médico específica ahora la dexametasona, o un esteroide equivalente como la metilprednisolona o la prednisona, para pacientes hospitalizados por Covid-19 que necesita oxígeno suplementario, ventilación mecánica u oxigenación mecánica extracorpórea (ECMO, por sus iniciales en inglés).

La dexametasona pertenece a la familia de los corticoides (o corticosteroides), que tienen propiedades antiinflamatorias, inmunosupresoras y antialérgicas, destaca el artículo The conversation.

Estos fármacos son esenciales en el manejo de patologías como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el distrés respiratorio agudo, las alergias broncopulmonares, nasales, cutáneas y oculares.

También se usan para los choques anafilácticos, la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple, el edema cerebral e incluso reducir los efectos secundarios de la quimioterapia, entre otros trastornos.

Coronavirus y dexametasona

Es importante recordar que recientemente, la Universidad de Oxford aseguró mediante una nota de prensa que la dexametasona reduce el riesgo de muerte en pacientes de COVID-19 con complicaciones respiratorias.

Aunque todavía no se ha publicado estudio alguno, el anuncio despertó expectación por formar parte del ensayo RECOVERY (Evaluación aleatorizada de COVid-19 thERapY), cuyo objetivo es evaluar la eficacia de diferentes fármacos contra el coronavirus.

En ese estudio, aún no publicado en su totalidad, se destaca que 2104 pacientes recibieron dexametasona 6 mg una vez al día (por vía oral o por inyección intravenosa) durante diez días y se compararon con 4321 pacientes tratados solo con la atención habitual.

Entre los pacientes que recibieron la atención habitual solo, después de 28 días de seguimiento, la mortalidad fue mayor en aquellos que necesitaban ventilación mecánica (41%), intermedia en pacientes que solo necesitaban oxígeno (25%) y baja en aquellos que no necesitaban de oxígeno al comienzo del tratamiento (13%).

La dexametasona redujo las muertes en un tercio en pacientes ventilados y en un quinto en pacientes que recibieron sólo oxígeno. No hubo beneficio entre los pacientes que no requirieron asistencia respiratoria.

En base a estos resultados, el uso de dexametasona podría prevenir 1 muerte en 8 pacientes ventilados o 1 de cada 25 pacientes que solo necesitaban oxígeno.

De acuerdo con la información retomada del comunicado de la Universidad de Oxford, el uso de corticosteroides al comienzo de la infección puede empeorar la condición al facilitar la replicación del virus.

Los resultados positivos se obtuvieron en las etapas avanzadas de la enfermedad, cuando el virus ya no es el riesgo principal, sino la intensa reacción inflamatoria generada por el sistema inmunitario del paciente.

Así, la dexametasona se usa en estos pacientes para detener parte del daño producido cuando el sistema inmunológico se sobreactiva en esta tormenta de citoquinas, mientras el organismo intenta luchar contra el coronavirus.

Aunque se trata de datos preliminares, los investigadores trabajan en la obtención de los datos definitivos de este ensayo en el menor tiempo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.