mar. Jul 14th, 2020

Beneficios del estrés en la vida cotidiana

Nos permite enfrentar un reto; por ejemplo, estudiar para un examen o hacer una entrevista de trabajo.

El estrés es la respuesta del organismo para adaptarse a una situación que pone en riesgo su integridad, señaló la Dra. Deni Álvarez Icaza, médico psiquiatra del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente.

Diferencias entre estrés positivo y estrés crónico

En entrevista exclusiva para el Blog Proedumed, destacó que el estrés positivo nos permite enfrentar un reto; por ejemplo, estudiar para un examen o hacer una entrevista de trabajo. 

“Un ejemplo de estrés positivo es cuando salimos tarde y tenemos que llegar a una conferencia. Entonces tenemos que empezar a tomar decisiones para lograr nuestro objetivo; por ejemplo, salir sin desayunar, manejar más rápido, subirnos a un taxi”.

Normalmente en el estrés positivo, explica la especialista, lo que ocurre es que hay una respuesta y después esta tiene que parar. “Es decir, así como tenemos sistemas que nos activan, tenemos sistemas que nos desactivan”.

Cuando una persona tiene fallas biológicas de base, justo por el desarrollo, quizá por maltrato en la infancia y/o por aspectos genéticos, sus sistemas de respuesta al estrés pueden estar “prendidos” permanentemente; es decir, ya no funcionan de manera adecuada. 

Esto va a conllevar cambios hormonales en la plasticidad cerebral, en la producción de neurotransmisores, en la regulación genética, que al final del día, en lo que se traduce, es que el organismo ya no recupera ese estado de equilibrio que tenía antes, resalta la Dra. Deni Álvarez Icaza.

Estrés crónico

El estrés es crónico cuando ya no es un reto para el organismo, sino que se vuelve intenso y constantemente se enfrenta a condiciones que retan su supervivencia; por ejemplo, violencia intrafamiliar, abuso sexual, situaciones de violencia repetida

Asimismo, crímenes de alto impacto, un secuestro, presenciar la muerte de alguien; es decir, donde verdaderamente la supervivencia es un evento traumático, propiamente. 

Y cuando esto ocurre en edades tempranas, ese marcaje permanece a lo largo de la vida, y es entonces cuando estos sistemas de respuestas al estrés juegan en contra del sujeto en lugar de ayudarle.

Habilidades socioemocionales para manejar el estrés

El ser humano es resiliente; somos mucho más resilientes de lo que creemos, explica la médico psiquiatra.

El tener ciertas habilidades socioemocionales, capacidad de regular el estrés; de pedir ayuda de manera oportuna; capacidad de manejar el conflicto, nos hace más resilientes.

Asimismo, nos ayudan a que podamos contender con el estrés y disminuir nuestra probabilidad de que este estrés, permanezca, se salga de control y no tengamos herramientas para afrontarlo. 

De esta manera “el estrés crónico nos puede generar un problema; este puede traducirse en una situación de salud mental, sin olvidar todos los padecimientos como diabetes, hipertensión, entre otros“, concluye la especialista.

También puedes leer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.