mié. Abr 1st, 2020

Nanomateriales: ¿peligrosos para la salud?

Estudios toxicológicos revelan que algunos nanomateriales utilizados en la industria pueden ocasionar daños a la salud humana. Ejemplo de ello es el dióxido de titanio que agrava la formación de tumores en colon.

A escala nanométrica las moléculas tienen propiedades novedosas y atractivas en numerosas industrias.

Los nanomateriales se encuentran presentes en alimentos, cosméticos, productos de cuidado personal, pantallas de smartphones y se han vinculado al desarrollo de diferentes tipos patologías.

Debido a su tamaño (un nanómetro es equivalente a un milmillonésimo de metro), los nanomateriales pueden ingresar al organismo de humanos y animales por la piel y la respiración; y al circular por la sangre llegan a órganos y tejidos a los que no les sería posible arribar en su tamaño normal.

Las moléculas tienen propiedades novedosas y atractivas en numerosas industrias

Así lo destaca Elizabeth Chavira, del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM, en un comunicado de prensa de esta casa de estudios.

Daños a la salud humana

Los efectos de algunos de estos materiales en la salud de los consumidores y de los trabajadores de las industrias que los producen, son motivo de estudio en este Laboratorio de Carcinogénesis y Toxicología de la UNAM, según información difundida en UNAMirada a la Ciencia.

El riesgo está relacionado con su tamaño, ya que son física y químicamente diferentes a los materiales más grandes, además de que su forma fibrosa suele ser más tóxica que la forma esférica; existen estudios que los relacionan a daño en las células y el ADN.

La doctora Yolanda Irasema Chirino López, encargada del Laboratorio, informa que entre los nanomateriales que analizan, destaca el dióxido de titanio, un material cuyo uso se ha diversificado en las últimas décadas en pinturas, en alimentos, cosméticos y productos de cuidado personal.

Los nanomateriales se encuentran presentes en cosméticos

Las investigaciones realizadas han demostrado que el dióxido de titanio agrava la formación de tumores en colon; es decir, aunque no causa daños por sí mismo, si una persona tiene un padecimiento preexistente, podría intensificarlo.

Otros de los nanomateriales analizados por este grupo es el dióxido de silicio, el cual también se usa como aditivo de alimentos, así como el dióxido de estaño, que en combinación con el elemento indio, se usa en la fabricación de diferentes dispositivos electrónicos.

Efectos tóxicos aún por conocer

“Muchos agentes son tóxicos solamente, pero existen otros que además de la toxicidad, generan procesos que pueden conducir a desarrollo de un tumor”, comenta la doctora Chirino.

Debido a que los nanomateriales tienen pocas décadas en el mercado, sus efectos en la salud humana aún no son tan conocidos; sin embargo, su uso en la industria se ha intensificado en la última década.

Además, como destaca la especialista, en el país no hay una legislación que indique que los alimentos deben etiquetarse e informar el contenido de este tipo de aditivos.

Un nanómetro es equivalente a un milmillonésimo de metro

Cuando se inhalan, algunos nanomateriales pueden inducir la formación de tumores más agresivos; es decir, ayudan a desarrollar nuevos vasos sanguíneos que los hace crecer más.

Así lo han reportado integrantes del Laboratorio de Carcinogénesis y Toxicología, al estudiar sus mecanismos de toxicidad en pulmón.

También puedes leer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.