mié. Sep 30th, 2020

Hongos alucinógenos: ¿tratamiento para la depresión?

La psilocibina, sustancia alucinogénica que se obtiene de estos organismos, podría usarse para depresiones resistentes.

Nuevos tratamientos para la depresión resistente

Recientemente se han encontrado nuevos fármacos para este trastorno mental: la ketamina y la psilocibina (sustancia alucinogénica que se obtiene de hongos).

De estas investigaciones nos habla en exclusiva para el blog Proedumed, el psiquiatra Dr. Ramiro Ruiz García, de la Unidad de Neuropsiquiatría del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

Hay tratamientos eficaces para la depresión; sin embargo, cada paciente requiere de un abordaje personalizado, dependiendo del tipo de depresión que presente, destacó el especialista.

La depresión es la principal causa mundial de discapacidad y contribuye de forma importante a la carga general de morbilidad. Se calcula que afecta a más de 300 millones en el mundo.

Dr. Ramiro Ruiz García, médico psiquiatra.

El diagnóstico: fundamental para establecer el tratamiento

Los especialistas en salud mental nos basamos en criterios diagnósticos establecidos, los cuales nos definen si el paciente está en un episodio depresivo o no.

“Tenemos que investigar para identificar qué es lo que le está generando la depresión y darle el tratamiento preciso para los síntomas que presenta”.

El Dr. Ramiro Ruiz García señala que hay depresiones que tienen un mayor contenido genético, neurobiológico; otras están más relacionadas con factores ambientales, por ejemplo estímulos estresores.

En psiquiatría nos debemos apegar al modelo biopsicosocial; es decir, ver al paciente desde la esfera biológica, neurobiológica, psicológica y considerar los aspectos sociales que él esté viviendo en ese momento.

Ketamina y psilocibina para la depresión

La ketamina es un medicamento aprobado por la FDA (Food and Drug Administration: Administración de Alimentos y Medicamentos) para el tratamiento de depresión resistente; pero aún no se ha aprobado en México.

De acuerdo con diversos estudios, hay suficiente evidencia de su eficacia. “En el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía tenemos algunos protocolos con este fármaco con muy buenos resultados”.

El uso de la ketamina es muy práctico, porque con una dosis el paciente remite de su cuadro de depresión.

Además de ésta, existen otras sustancias que pueden usarse como fármacos; éstos tienen más acción serotoninérgica, como la psilocibina y el LSD (dietilamida de ácido lisérgico).

La primera, proviene de ciertos tipos de hongos que se encuentran en regiones tropicales y subtropicales de Sudamérica, México y Estados Unidos.

La segunda, es un material claro sin olor hecho de ácido lisérgico, que se encuentra en un hongo que crece en el centeno y otros cereales, según información del National Institute on Drug Abuse.

A decir del especialista, estas sustancias aún no se emplean como tratamiento, están en una fase de investigación; pero serían indicados, al igual que la ketamina, para depresiones resistentes

No todos los pacientes son candidatos para estos medicamentos; tienen sus contraindicaciones, como todos. Pero a corto o plazo, en México se van a estar aplicando como tratamiento, concluyó el especialista del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.